Cuatro señales que indican si debemos cambiar de trabajo - Nascor

CUATRO SEÑALES QUE INDICAN SI DEBEMOS CAMBIAR DE TRABAJO

El trabajo ocupa, al menos, una tercera parte de nuestro día a día. Por ello, es fundamental que nos sintamos cómodos y motivados, personal y profesionalmente, para ser productivos en nuestro puesto de trabajo. Sin embargo, algunos factores como el rechazo al despido, la búsqueda de nuevos retos o la necesidad de crecer laboralmente, son las señales que indican si debemos cambiar de trabajo.

1. El aburrimiento, el gran enemigo y una señal clave para cambiar de trabajo

La monotonía laboral es uno de los factores de riesgo y una clara alerta para tomar una decisión respecto a nuestra vida como trabajadores. Son pequeños intervalos de tiempo que se repiten una y otra vez, que incrementan las consecuencias del burnout o síndrome de estar quemado, causantes de otras dolencias como el estrés.

Llegados a este punto, quizá sea hora de plantearse un cambio de empleo con el fin de buscar nuevos retos y proyectos que motiven nuestras ganas de trabajar y mejorar nuestro rendimiento.

2. El ambiente laboral, el compañerismo o no sentirse valorado

Otro síntoma que alerta si necesitamos un cambio de empleo, tiene que ver con el feeling que tenemos dentro de nuestro ambiente laboral. La falta de compañerismo, la ausencia de compañeros de trabajo, que hacen del nuestro un trabajo solitario o no sentirnos valorados, son motivos suficientes para tomar las riendas de nuestro futuro laboral y cambiar de empleo. El ambiente laboral es una pieza fundamental en la consecución eficaz del trabajo y que favorece el rendimiento y productividad de los trabajadores.

El ambiente laboral: pieza fundamental para sentirse a gusto en el trabajo - Nascor

3. Las funciones a desempeñar nos vienen grandes ¡o pequeñas!

Sentirse abrumado por las funciones a desempeñar en nuestro puesto de trabajo, bien sea por un cambio derivado de la producción o porque nuestras habilidades y capacidades no son suficientes para el puesto, puede ser significativo para tomar la decisión de cambiar de trabajo.

Esto no quiere decir que seamos menos competentes con nuestro puesto, sino que necesitamos mejorar o actualizar nuestros conocimientos para aumentar el rendimiento. Por ello, es fundamental incentivar a los empleados con formación que les ayude a crecer dentro de su puesto de trabajo, generar y retener talento dentro de la empresa.

 Por el contrario, puede ocurrir que las funciones que desempeñemos nos hagan sentir sobrecualificados para nuestro puesto y tengamos la necesidad de cambiar de empleo.

4. La pérdida de confianza y credibilidad en la compañía, nos impulsan a tomar caminos diferentes

Mantener la ilusión de los primeros días por nuestro puesto de trabajo, no es algo imposible. Sin embargo, no sentirnos identificados con la cultura de la empresa, la pérdida de confianza en la marca, la desmotivación a la hora de desempeñar los proyectos o la falta de valores compartidos, son señales que alertan de una posible necesidad de cambiar de trabajo.


¡Manos a la obra! Es hora de actualizar el currículum y comenzar a buscar nuevas oportunidades laborales para seguir creciendo.