¿Qué es la holocracia?

Más allá de las estructuras piramidales clásicas, organizaciones como las startup son más comunes en un panorama en constante evolución en los modelos de negocio. Trabajar sin jefes y sin una estructura jerárquica es una realidad cada vez más normalizada por las empresas de todo el mundo. La importancia de apostar por la holocracia en la empresa sirve para reforzar el aprendizaje dentro del trabajo, respetar las redes de clientes y compañeros y mejorar la comunicación. Desde que fuera acuñado en 2007, el término holocracia ha conquistado el sistema de organización de grandes corporaciones como Netflix o John Lewis. Un sistema que se adapta a las nuevas necesidades de las empresas actuales y al estilo de trabajo de su plantilla, con nuevas costumbres como el teletrabajo.


Las claves de funcionamiento de la holocracia

¿CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA HOLOCRÁTICO?

El pilar fundamental de la holocracia reside en la igualdad de oportunidades en la toma de decisiones. Se trata de un sistema circular donde trabajadores y empresario tienen el mismo poder para elegir lo que mejor convenga a la compañía. Así pues, se elimina la estructura jerárquica piramidal tradicional y se establecen equipos con objetivos concretos, capaces de autoorganizarse y gestionarse internamente para alcanzarlos.

La holocracia apuesta por la definición de roles específicos dentro de la empresa, es decir, analiza las capacidades de los trabajadores para adjudicarles los roles más adecuados en función de estas cualidades. Se potencia la autonomía de los empleados con la entrega de los poderes y la confianza de que puedan resolver los problemas por su cuenta.

Empresas que han triunfado con un modelo holocrático


VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA HOLOCRACIA

La holocracia no discrimina a las compañías por su tipología o tamaño, pues todas son capaces de organizarse con este método y obtener grandes resultados. No obstante, aunque este sistema de organización presenta múltiples ventajas, hay que tener en cuenta que debe estar muy bien diseñado y planificado para que funcione en la práctica.

 

VENTAJAS

Gracias a la estructura circular y la flexibilidad que presenta la holocracia, todos los miembros de la empresa son capaces de adaptarse a sus funciones. Además, al tratarse de un modelo ágil, los trabajadores pueden autogestionarse y organizarse para conseguir los objetivos marcados sin necesidad de intermediarios.

 

DESVENTAJAS

Uno de los mayores inconvenientes que plantea el sistema holocrático es la incertidumbre que se puede crear en los empleados al no haber una figura de líder definida. Los trabajadores pueden sentirse desorientados, sobre todo, en momentos difíciles.

Algunos expertos, señalan la falta de contacto entre los trabajadores como un factor negativo para este tipo de sistemas de organización de empresas.

 

PRIMER PASO PARA IMPLANTAR LA HOLOCRACIA EN LA EMPRESA

Analizar los puntos fuertes y débiles de la compañía es un primer paso para decidir si implantar la holocracia en la empresa o no. El empresario debe valorar este modelo de gestión y si beneficiará a la satisfacción de sus empleados o la confianza de sus clientes o si, por el contrario, afectará a la credibilidad de la marca.